La pandemia del Covid-19 está teniendo un impacto inesperado en la digitalización de las relaciones laborales, un fenómeno que para algunos era lejano. Sin embargo, el teletrabajo golpea con fuerza las puertas de las empresas y los hogares de los trabajadores, representando un reto en los países con problemas de conectividad y acceso a la tecnología.

La implementación del teletrabajo origina una disrupción en la concepción clásica de las relaciones laborales, porque las personas estaban acostumbradas a asistir a sus centros de trabajo para realizar las labores para las que fueron contratados, sin que ello fuera un elemento que pudiera garantizar la productividad de los trabajadores.

Ahora bien, el teletrabajo era un fenómeno que existía con anterioridad a la pandemia del Covid-19, siendo regulado en Colombia, Perú y Ecuador, mientras que en Argentina y Chile el teletrabajo es regulado una vez que la pandemia del Covid-19 comienza a impactar en la economía de los países.

 

¿Es el teletrabajo la solución para permanecer operativos?

Sin embargo, el teletrabajo no es una panacea, porque no todos los sectores económicos pueden teletrabajar, además que no todas las funciones que se desarrollan en determinadas empresas pueden migrar al teletrabajo, más allá que la tecnología tiene un impacto directo en todo el proceso de una empresa, porque en algunas áreas se puede implementar la inteligencia artificial para la mejora de la producción y la comercialización, mientras que en otras áreas se puede implementar el teletrabajo.

Pero el teletrabajo tiene retos, como es la posibilidad que el trabajador cuente con los equipos con la tecnología necesaria para teletrabajar, además de una conectividad óptima, como elementos básicos para realmente cumplir con los objetivos de la labor que desempeña. Sin equipos y conectividad, será muy complejo para los trabajadores poder migrar a teletrabajar.

 

¿Qué deben hacer las empresas?

Por lo tanto, las empresas deben hacer un estudio sobre la factibilidad del teletrabajo, en el que además se determinen los cargos que realmente podrían teletrabajar, estudiando las herramientas que el trabajador va a necesitar para teletrabajar, así como evaluando si el trabajador cuenta con el espacio para teletrabajar y los riesgos a los que estaría expuesto con ocasión del teletrabajo, a todo lo cual se debe agregar la inversión que necesitaría realizar la empresa para la implementación del teletrabajo

En una próxima entrega hablaremos de La Regulación del Teletrabajo ¡Para leer clic aquí!

 

Sobre el autor

Reinaldo Guilarte Lamuño. Universidad Católica Andrés Bello, Abogado (2000). Universidad Católica Andrés Bello, Profesor de Derecho del Trabajo II (2009-2014). Universidad Católica Andrés Bello, Profesor de Derecho del Trabajo I (2014-2016). Miembro de Número del Instituto Venezolano de Derecho Social. Miembro de la Sección Latinoamericana de Jóvenes Juristas de la Sociedad Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (Capítulo Venezuela).

 

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.

 

#|LABORAL|# #|GERENCIA|# #|RRHH|#

 

Oportunidad para profesionales
Estrategias Digitales para Profesionales
mayo 28, 2016

Me parece sumamente valioso e íntegro el pensum de “Estrategias Digitales para Profesionales”. Luce como una excelente oportunidad para que los profesionales de cualquier ámbito logren aprovechar este medio. Auguro muchos éxitos para este curso, altamente exportable! Enhorabuena!

Leonardo Rodriguez