Lecciones de liderazgo desde la industria de la construcción


Los profesionales de Gestión del Talento solemos hablar mucho de la importancia del liderazgo que deben ejercer los profesionales de línea en sus equipos de trabajo. Conceptos como aprendizaje colaborativo, inspiración, construcción de conocimiento y trabajo significativo a veces suenan como jerga o como palabras lindas que no se pueden aplicar en ambientes de trabajo reales. ¡Mucho menos en la industria de la construcción!

Trabajando en la mejora del perfil de Linked In de Luis Marín, ingeniero civil y arquitecto, le fuimos preguntando sobre cómo gestiona sus equipos en la obra. Nos comentó lo mucho que aprendió de sus maestros de obra y le sugerimos escribiera un breve artículo para su perfil, como manera de mejorar su presencia en esa red social.  Entonces el Ing. Marín nos entregó orgulloso “la tarea” y es esta lección de liderazgo posible, real y efectivo que ha hecho con sus equipos en Venezuela.  Le pedimos su autorización para compartirlo y los invitamos a leer esta experiencia que, más que una lección de liderazgo es una lección de vida.  Gracias Luis por mostrar con el ejemplo que sí se pueden construir relaciones fructíferas en el campo de trabajo, independientemente de la industria.

Mis verdaderos Maestros, mis Maestros de Obra

La mayoría de ellos eran muy jóvenes cuando aprendieron el oficio. Muchos o casi todos aprendieron de manera empírica: seguían el ejemplo de su padre, de algún tío o de algún vecino. Ellos son de esas personas que aprendieron observando, repitiendo, muchos se equivocaban, pero siempre aprendían de esos errores, cual táctica y estrategia ensayo – error. Muchos lo hicieron porque era simplemente una tradición familiar, porque no hubo más oportunidades por su entorno carente de progreso académico, porque abandonaron la escuela o porque era la única manera de sostener a sus familias.

Casi todos empezaron desde abajo. Eran ayudantes que ‘echaban pico y pala’, cargaban baldes, limpiaban escombros y recibían órdenes de todos los demás. Luego, el paso de los años, la experiencia acumulada y las habilidades adquiridas los convirtieron en maestros de obra, el último eslabón en esa cadena primaria del personal de campo en el gremio de la construcción, se convirtieron en esos señores que con su caminar y su mirada objetiva podían ver lo a que nosotros los académicos se nos pasa por alto, si, para asombro de muchos, en la universidad nadie te enseña cómo construir, sales de la universidad como siempre digo: con las botas nuevas y limpias.

Luis Marín junto a uno de sus maestros de obra en plena construcción

Son los Maestros de Obra los responsables que la obra se realice de forma adecuada y son los encargados de atender los requerimientos de Ingenieros, Arquitectos y técnicos. ¿Pero quienes son estos señores para la academia? estos hombres, muchos anónimos, para la academia no existen, no son más que un escalafón en el organigrama de personal para llenar las vacantes de una obra, pero estos señores son más que eso, ellos han estado en varias decenas de obras y proyectos muchas veces con más horas hombre en obra que nosotros los profesionales de la construcción. Cada casa, edificio, vía o puente construido demuestran que son especialistas en su oficio. Un cúmulo de conocimientos y saberes por el que muchos ahora están asistiendo a la que quizá es la primera graduación oficial de su vida, la de graduar a Ingenieros, Arquitectos y técnicos de constructores.

Yo aprendí a construir gracias a todos los maestros de obra que he tenido durante estos 20 años en la construcción.

 

Sobre el autor

Luis Marín es profesional de la construcción y posee más de 20 años de experiencia combinando la ingeniería civil y la arquitectura en una experiencia de complemento armónico para gestionar proyectos de una manera eficiente cumpliendo todas las exigencias de ingeniería y arquitectura.

 


Acerca de Nayma Consultores

Este espacio ha sido creado por Nancy Aguirre, Lic. en Relaciones Industriales, Contador Público y apasionada en el estudio y desarrollo del potencial humano; junto a su hija y colega Mariela Llovera, Lic. en Relaciones Industriales, Abogado, fascinada por el uso de las redes sociales y entusiasta del E-learning.

Deja un comentario