6 Tips para Manejar el Estrés 2


 

Hoy les compartimos unas sencillas estrategias que utilizamos en nuestros talleres de “Manejo de las Emociones y el Estrés Laboral” y esperamos que estos momentos de cambio, como los que vivimos les puedan servir de inspiración para mantenernos centrados y en calma.

 

Lo primero que tenemos que identificar son las cosas que nos causan estrés / angustia / ansiedad. Haz una lista de las cosas que te estresan, angustian, molestan. Esos son los estresores.

 

De esa lista de cosas que te estresan, elije al menos una de la que puedas APARTARTE. Apartarse del estresor, siempre que sea posible, nos ayuda muchísimo a bajar nuestros niveles de angustia. En las redes sociales apartarse del estresor puedes aplicarlo filtrando / silenciando temas que te afectan emocionalmente. Apartarse del estresor no es hacer como el avestruz, es reconocer algo que me afecta pero de lo que me puedo alejar.

 

Volvamos a la lista de las cosas que te estresan y selecciona al menos una que puedas ALTERAR o cambiar. Alterar el estresor es empoderarse y reconocer que algunas cosas en tu entorno SÍ las puedes cambiar.

 

Usualmente las cosas que podemos alterar o de las que nos apartamos son estresores dentro de nuestro ‘ámbito de control interno‘; sin embargo hay cosas que están fuera de nuestro campo de acción, pero siempre podemos decidir cómo reaccionamos ante ellas.

 


Recuerda, el estrés es una reacción ante eventos externos,
en la mayoría de los casos podemos decidir como reaccionar.

 


 

Si casi te choca un camión trailer -como me pasó a mediados de Diciembre- te vas a asustar ¡Lógico! Lo importante es qué haces después del evento. Yo le dí gracias a Dios por estar viva, por haberme detenido -donde no parecía que tenía que hacerlo- y también por la reacción del conductor del camión, que viniendo sin frenos y al escucharme tocar la corneta se desvió y no pasó nada, solo fue un susto. Agradecer es una de las claves para manejar el estrés.

 

Frente a un evento adverso puedes decidir enojarte, deprimirte o verlo como una oportunidad de aprendizaje. Reza un proverbio japonés “Si te caes 7 veces, levántate 8” esto también vale con el estrés. Es un proceso constante el no engancharse.

 

Lo otro que funciona es ADAPTARSE al estresor. No podemos cambiar el tráfico, pero podemos adaptarnos a él, por ejemplo. Tengo clientes en otras ciudades, en el tráfico de 2.5 hs que tuve que vivir debido a la reparación de una vía escucho música bonita y hasta preparo la agenda. Me adapto.

 

También adaptarse es perder el miedo a lo nuevo, al cambio, como por ejemplo le ha tocado a muchas personas hacer para subirse al tren bala de la tecnología. Adaptarse es buscar estrategias y herramientas internas que te permitan llevar con serenidad eso que te estresa. Revisa tu lista y vé a cuáles estresores puedes adaptarte.

 

Finalmente nos queda ACEPTAR el estresor. Esto lo hacemos con cosas que no podemos apartar, alejar ni adaptarnos a ellas. Por ejemplo, la pérdida de un ser querido, de una relación y hasta del empleo requieren, inicialmente aceptación.

 


Aceptar que las cosas son diferentes a como nosotros deseamos sean nos da paz y fortaleza en momentos de incertidumbre.

 

A veces la fuente del estrés somos nosotros mismos y nos estresamos porque nos creemos súper héroes. Aprende a decir que no y evita recargarte de tareas.

 

Ahora vamos a hacer una lista de las cosas que te gusta hacer y que te relajan.  De esa lista selecciona aquellas que crees puedes hacer a diario. A Nancy la relaja nadar, mientras que para Mariela el senderismo es el mejor antídoto contra el estrés. Practicar algún deporte es de las mejores cosas que puedes hacer. Liberas endorfinas. Que el espacio no sea excusa, si Nelson Mandela podía ejercitarse en su celda tu también puedes hacerlo en casa.

Si cada día eres menos relajado déjame decirte que estando bajo situaciones de estrés liberas altas cantidades de cortisol y adrenalina; esa mala junta terminará por enfermarte (y envejecerte).

 

Fumar, beberse un trago y comer suelen relajar… sin embargo, es un efecto efímero y a largo plazo estas conductas causan adicciones y enfermedades como la obesidad. No lo recomendamos. Algunas cosas saludables que las personas encuentran relajantes son: Leer, cantar, tejer, lavar, hacer jardinería, rezar, respirar, meditar, bailar y reír. Lo importante es que hagas tu lista y veas qué te resulta relajante y liberador. Recuerda, lo que es relajante para algunos puede no serlo para otros.

 

Compartimos contigo la Relajación con Olas Marinas que está incluida en nuestra Guía Práctica para el Manejo del Estrés

 

 

Adquiere nuestra Guía Práctica de Manejo del Estrés

Autoras

Nancy Aguirre es Licda. en Relaciones Industriales y Contaduría Pública. Durante 6 años fue Docente de la Cátedra Desarrollo Personal en el Instituto Universitario de Tecnología Bomberil, núcleo Aragua. Está formada en Programación Neurolingüística, Coaching Ontológico y Sistémico. Consultora y Asesora Empresarial. Posee más de 40 años de experiencia en el ejercicio profesional. Fundadora de Nayma Consultores.

 

Mariela LloveraMariela Llovera es Abogado y Lcda. en Relaciones Industriales. Consultora en Gestión del Talento y Capacitación. Está formada en Coaching y Docencia Universitaria. Posee estudios avanzados de Mercadeo de Contenidos y diplomado en Diseño de Tecnología Educativa. Estudiosa del tema tributario y del derecho empresarial. Fundadora de Nayma Consultores.


Acerca de Nayma Consultores

Este espacio ha sido creado por Nancy Aguirre, Lic. en Relaciones Industriales, Contador Público y apasionada en el estudio y desarrollo del potencial humano; junto a su hija y colega Mariela Llovera, Lic. en Relaciones Industriales, Abogado, fascinada por el uso de las redes sociales y entusiasta del E-learning.


Deja un comentario

2 ideas sobre “6 Tips para Manejar el Estrés

  • Lenin Guarirapa

    Excelente y completo trabajo, muy importante en estos momentos de incertidumbre, muchas veces nos dejamos llevar por las emociones sin saber por qué las sentimos, como a veces hay unas inútiles que no nos favorecerán, es cuestión de identificarlas y actuar ante ellos, muchas gracias por compartir este artículo, saludos.