Vivimos en un mundo saturado de información de todo tipo, el marketing y la publicidad nos exponen a millones de datos al día a través de diferentes plataformas, de la cuales las digitales toman cada vez mayor peso, y están al alcance de (casi) todos… Que una empresa o un producto no pase desapercibido en este panorama es una tarea muy difícil, y si tú, quiero decir tu marca, no tiene una identidad clara, pues es imposible que alguien siquiera sepa que existe.

Más allá de lograr ser visto, en realidad crear una marca bajo lineamientos estratégicos de comunicación claros, es a además la mejor forma de presentarte, darte a conocer, conectar y buscar puntos de encuentro con tu público objetivo, bien sean consumidores, usuarios, audiencias o clientes, y hacer que te elijan, no sólo por lo que ofreces de manera tangible, sino por el valor intangible que aportas y representas en sus vidas.

Pero ¿Qué es una marca?

Lo primero que diré es que una marca no es un logotipo.

Lo que sí es: por un lado la percepción que tiene una audiencia o un sector de consumo, sobre un determinado producto, servicio o persona (marca personal); y por otra parte, también es la combinación del nombre, elementos visuales (logotipo, tipografías, colores), valores y experiencias que la distinguen de otra marca, en un mercado determinado, en una categoría de producto, y en el extenso universo de marcas al que estamos todos expuestos.

Pero esa necesidad de identificar nuestro negocio, servicio o producto, es bastante añeja, como la idea de marcar el ganado, o más lejos, la de poner señas en las vasijas de determinado artesano en la antigüedad, en la Grecia aquella de los inicios civilizadores. Ideas poderosas que nos siguen acompañando, tomando fuerza y profesionalizándose cada vez más en la actualidad, bajo en amplio paraguas de la comunicación de marca.

Y ¿Qué es el branding?

Brand es una palabra inglesa que significa Marca, e ing es la forma de expresar el gerundio en este idioma, es decir la expresión de una acción en curso, lo cual viene como anillo al dedo en este caso, porque hacer marca es una acción constante y permanente, mientras dura la vida de ésta.

En términos más técnicos el branding es un proceso de continua construcción, y la Asociación Española de Empresas de Branding (aebrand), define esta área del marketing como la “gestión inteligente, estratégica y creativa de todos aquellos elementos diferenciadores de la identidad de una marca (tangibles o intangibles) y que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo”.

Para crear una marca hay que hacer(se) muchas preguntas, cuyas respuestas son los argumentos que sustentan la estrategia de branding, mientras más información se logre determinar, la estrategia será más precisa y eficiente para lograr la diferenciación y recordación deseadas. Sin embargo, hay elementos básicos sin los cuales es imposible crear una identidad clara, uno es la propuesta única de valor que ofrece la marca, lo que la distingue de todas las demás, y luego el target, es decir, para quién está creada, lo siguiente es hacer la declaración de posicionamiento, que no es otra cosa que la definición del cómo queremos que el público objetivo, consumidores y usuarios, nos recuerden.

Sobre originalidad e identidad

No importa cual sea la naturaleza de tu negocio o empresa, al crear una marca no intentes parecerte a otras marcas famosas de la misma categoría para sacar ventajas de su posicionamiento, en realidad eso sólo construye recordación para ellas, que con estrategias impecables, altas dosis de creatividad y grandes inversiones mediáticas, logran estar en la cabeza del consumidor como desean; así que usar una imagen y/o nombre parecido las ayuda más a ellas que a la pequeña marca emergente que podamos estar creando.

Ser original es encontrar la esencia de marca, otro elemento primordial en la estrategia de branding, definir en una frase su alma, aquello que la hace única y que así sea pequeña o grande, la hará diferenciarse del resto. Esa debe ser la apuesta principal.

Tal como afirma aebrand, el branding es en definitiva “una disciplina efectiva, relevante y necesaria a la hora de aportar valor a empresas, instituciones, territorios, gobiernos y países.” Yo agregaría a Personas. Y no pienses que ahora no es necesario hacerlo en Venezuela, porque hoy justamente es el mejor momento ya que existe tanto apertura como necesidad de recibir nuevos productos con nuevas propuestas, que se conecten con nuestra realidad particular.

Te aconsejaría que no perdieras la oportunidad de crear una identidad clara, que genere reputación y credibilidad para tu empresa o negocio, en un mercado tan movido y con tantos altibajos, no importa si apenas comienzas, si aún no tienes todos los productos, no dejes de soñar con crecer, no sabes a dónde puedes llegar si no das el primer paso: crear tu marca.

 

 #|GERENCIA|#

Sobre la autora

Gladys Carrasquel Martinez   IG @thegladbrand
Es directora creativa estratégica y comunicadora integral. Trabaja de forma independiente en la creación de marcas, desarrollando estrategias de branding para ideas de negocio y empresas en diversos países. Es licenciada en Comunicación Social (UCAB) y tiene una maestría en Psicocreatividad, gracias a una beca que obtuvo para estudiar en Barcelona, España (UAB). Ha trabajado en agencias de publicidad y comunicación dentro y fuera de Venezuela, y actualmente desarrolla talleres y contenidos sobre creatividad, copywriting y branding.

 

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.