Muchos venezolanos, y residentes de larga data en el país, han emigrado por las más diversas razones. De acuerdo a datos de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), más de seis millones de venezolanos han abandonado el país. Dentro de ese universo de migrantes hay propietarios de negocios, grandes y pequeños.

Con frecuencia llegan a nuestro correo electrónico y al buzón de mensajes privados preguntas de esos propietarios de negocios que, por cualquier causa, se fueron de Venezuela y necesitan resolver asuntos de las empresas y comercios que dejaron atrás. Si ese es tu caso, o el de tus clientes, este artículo es para ti.

 

Al emigrar ¿cuál será el destino de tu negocio?

Irse del país implica tomar múltiples decisiones, todas cargadas de emocionalidad, la situación de la empresa no es la excepción y, en algunos casos, es lo último en considerar.  Si entre tus proyectos está trasladar tu residencia permanente fuera de Venezuela y tienes negocios constituidos en el país, te recomendamos que busques buena asesoría legal y financiera.

 

El poder de representación

Es importante que dispongas en tu presupuesto de fondos para, al menos, dejar un poder especial de representación y actuación tanto para obrar en nombre de la Sociedad Mercantil, como en el nombre del socio o los socios que van a emigrar.

Ten presente que en los poderes especiales se limita la facultad del apoderado a los asuntos expresamente contenidos en el mandato otorgado, de manera que esta persona no puede actuar sino en lo estrictamente indicado en el documento.

 

¿La empresa estará activa o inactiva?

Las personas jurídicas pueden perfectamente continuar en el ejercicio de sus actividades en ausencia de sus fundadores, en el caso de las Sociedades Mercantiles, diremos que puede continuar sus actividades económicas aunque los accionistas no estén residenciados en Venezuela.

Ahora bien, las empresas pequeñas y medianas (PYMES) representan el 90% del tejido empresarial en el mundo y, de acuerdo con datos de la ONU, generan el 70% del empleo en el planeta.

Muchas veces los accionistas de las PYMES también trabajan para la empresa.  Si los propietarios emigran, es muy posible que deban decidir si la empresa seguirá funcionando en su ausencia, si harán una pausa o la cerrarán definitivamente.

Lo que te presentamos es un artículo informativo, con fines didácticos y que bajo ningún concepto sustituye la debida asesoría profesional, por eso consideraremos de forma general tres escenarios de actuación para las sociedades mercantiles en Venezuela cuando los accionistas emigran:

  • Se pausarán las actividades económicas de la sociedad mercantil.
  • La sociedad mercantil llevará su actividad económica al mínimo.
  • La sociedad mercantil continuará con su actividad económica habitual.

 

Se pausarán las actividades económicas de la sociedad mercantil

Cuando los accionistas emigran pueden tomar la decisión de pausar las actividades económicas de la sociedad mercantil. Esto puede ocurrir por diversas razones, algunas de las que hemos visto son:

  • El modelo de negocios depende mucho de la presencia del propietario.
  • Los accionistas quisieran cerrar la empresa, pero no les da tiempo de culminar todos los trámites.
  • Los accionistas quieren probar suerte en otro país, pero no quieren disolver su empresa para, en caso de volver a Venezuela, poderla reactivar.
  • Los accionistas tienen algún apego emocional con el negocio y prefieren dejarlo sin actividad antes que disolver la sociedad mercantil o venderla.

Sea cuál sea la razón por la que cesarán las actividades económicas, pero no se procederá con el proceso de disolución de la sociedad mercantil, es necesario hacerlo de manera ordenada para evitar problemas a futuro, especialmente si en los planes se tiene la venta o reactivación de la empresa.

 

Cerrando el ciclo con los trabajadores

Si al momento de decidir que se suspenderán actividades económicas la sociedad mercantil tiene trabajadores activos prestando servicios es necesario brindar especial atención a la finalización de la relación de trabajo con los empleados.

Durante este proceso es indispensable contar con buena asesoría y se debe tomar en cuenta que el Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (D-LOTTT) protege la permanencia de las fuentes de trabajo y los puestos de trabajo (Art. 148 al 151)

Recordemos que la legislación laboral vigente en Venezuela obliga a los inspectores del trabajo a intervenir en los casos donde haya peligro de extinción de la fuente de trabajo (ver D-LOTT Art. 509) Así mismo el Art. 539 del D-LOTTT prevé que el patrono que cierre de manera ilegal e injustificada la fuente de trabajo será sancionado con pena de arresto de seis a quince meses.

Para minimizar riesgos el proceso de terminación de las relaciones de trabajo debe hacerse con la debida asesoría y evaluando las condiciones del entorno.

Idealmente, al finalizar la relación de trabajo se deberá hacer, al menos lo siguiente:

  • Examen médico de egreso
  • Pago de prestaciones sociales a los trabajadores. (Prestar atención al Art. 92 del D-LOTTT). Para profundizar, consulta la guía de Prestaciones Sociales ¡clic aquí!
  • Entrega de constancia de trabajo (Ver Art. 84 D-LOTTT), entrega de participación de retiro del IVSS (Forma-03), entrega de constancia de trabajo para el IVSS (Forma 100)
  • Egreso de los trabajadores del FAOV, INCES, IVSS.

Poniendo el negocio en pausa tributaria

El énfasis de nuestro trabajo ha sido tributario al tratarse de negocios que ya venían disminuyendo sus actividades, que son atendidos por sus dueños o por muy pocos empleados que han sido testigos de la merma de la actividad, donde los aspectos laborales no significaron un problema.

En esta sección nos enfocaremos en la otra cara de la moneda, se trata de poner la Sociedad Mercantil en una especie de “pausa tributaria, para eso te recomendamos lo siguiente:

  • Evalúa la situación fiscal de tu negocio, revisa tu estado de cuenta en las administraciones tributarias (SENIAT y alcaldía) y valida si tienes compromisos pendientes antes de suspender actividades. ¡Aquí te puedes ayudar con nuestra MiniApp!
  • Dejar asentado en un acta de reunión de Junta Directiva la decisión de suspender las actividades económicas. Esta no es una obligación legal, sin embargo consideramos que se trata de una buena práctica.
  • Suspener la licencia de actividades económica en el municipio donde tiene actividades. Ten presente que el procedimiento varía dependiendo de la localidad.
  • Actualiza el RIF para que refleje que la entidad se encuentra sin actividad. Ten presente que tienes un mes para hacer la actualización del RIF (Ver. la PA SNAT/2013/0048 6.F)
  • Continua presentando las declaraciones informativas (en cero) al SENIAT mientras la empresa se encuentre sin actividad.
  • Si es SPE presta atención al IGP, porque esto no depende de la renta sino del patrimonio, por lo que la entidad podría estar obligada a pagarlo. Este caso lo desarrollamos en detalle en la Guía de Estudio del IGP ¡clic aquí!

 

La sociedad mercantil llevará su actividad económica al mínimo.

La sociedad mercantil puede ver disminuida su actividad económica por decisión de los accionistas, como producto de su ausencia al emigrar o, por factores relacionados con el entorno económico.

De cualquier manera, lo mínimo que debe hacer el socio (o los socios) que emigran y dejan una sociedad mercantil activa en Venezuela es tener un representante que vele por sus intereses y que esté debidamente apoderado.

Igualmente es importante prestar atención al cumplimiento de las obligaciones de la sociedad mercantil frente a trabajadores, clientes, proveedores, SENIAT, alcaldías y organismos de la seguridad social (INCES, FAOV, IVSS)

Hemos acompañado, desde la distancia, a propietarios de PYMES que siguen activas en Venezuela y, que por diversos motivos, han descuidado esas relaciones y solo toman medidas de protección de sus negocios cuando comienzan los problemas, típicamente con las administraciones tributarias.

En estos casos hay que monitorear el desempeño de la organización para evaluar si es viable y rentable que siga operando con los dueños en el extranjero, si conviene vender el fondo de comercio o es necesario pausar sus actividades económicas y mantenerla “sin actividad”.

 

¿Y si los dejo trabajando a “puerta cerrada”?

Algunos propietarios de negocios, al plantearse la emigración, deciden dejar a un pequeño equipo operando “bajo perfil” o a “puerta cerrada”, con la ilusión de pasar desapercibidos, especialmente ante las autoridades tributarias.

Lamentablemente también hemos tenido conocimiento de casos en los que ese “bajo perfil” se convirtió en informalidad absoluta, operando sin cumplir las mínimas obligaciones laborales o tributarias. No emiten facturas de ventas, ni realizan ninguna declaración impositiva por poner solo un par de ejemplos.

Esta es una mala idea porque, en operativos de fiscalización adelantados por las autoridades tributarias, especialmente las municipales, suelen ser descubiertos y sancionados. Luego de la reforma del COT las sanciones son muy elevadas ¡Da clic aquí para profundizar!

En estos casos la informalidad les juega en contra y, es común que no hayan dejado ni siquiera un apoderado en el país, por lo que costará más esfuerzo ayudar a los accionistas a mantener su empresa operativa.

Además, una PYME sin organización ni supervisión lamentablemente está destinada al fracaso (aunque nunca lo descubran las autoridades).

 

¿Qué puedo hacer para que mi negocio pueda mantenerse operando con lo básico?

Si te planteas dejar tu negocio en marcha cuando emigras, lo mejor es dejarlo con pilares esenciales de organización y transparencia para que, con su buen funcionamiento, pueda seguir operando y brindándote ingresos aunque te encuentres fuera de Venezuela.

Entre nuestros relacionados tenemos a un joven propietario de una empresa de servicios industriales que al decidir emigrar redujo su negocio a una línea esencial, con un mínimo de trabajadores, una cartera de clientes con quienes ya tenía contratos y dejó a sus padres encargados del área administrativa, pero seguía manteniendo contacto con sus clientes y proveedores de manera remota. Esta persona mantuvo su negocio operando por varios años y, cuando decidió regresar, pudo enfocarse en la reactivación.

Acciones básicas como tener al frente a una persona capacitada y de confianza, junto con reportes frecuentes (aunque sea por email) y dejar un poder de representación marcan la diferencia cuando se trata de continuar operaciones en Venezuela, aunque estén disminuidas.

 

La sociedad mercantil continuará con su actividad económica habitual.

Si las operaciones de la organización están adecuadamente sistematizadas, se poseen sistemas de gestión y control, así como un equipo gerencial de confianza, es factible que la sociedad mercantil mantenga sus operaciones económicas habituales.

Aquí lo importante es lograr que la transición sea lo más eficiente posible y minimizar el impacto en las operaciones del negocio.

¿Qué podemos aprender de los casos de éxito?

En los casos de éxito que hemos visto, encontramos estos aspectos clave:

  • Existe un equipo gerencial de confianza liderado por un ejecutivo comprometido con el éxito de la organización, con conocimiento del negocio y capacidad de trabajo.
  • Los accionistas, antes de emigrar, dejaron al menos un poder especial de representación al líder del equipo gerencial.
  • Existe un sistema de monitoreo remoto del negocio, bien sea desarrollado a medida para la organización o una solución informática comprada para tal fin.  Es un sistema que se utiliza efectivamente en la organización, incluso antes de la emigración de los accionistas.
  • Los socios que emigran no se desconectan de la organización, continúan participando de manera remota en su desarrollo. Se involucran sin hacer micro-management.
  • Cuando la empresa se mantiene operando con éxito los socios pueden decidir venderla, porque ya la mayoría de sus intereses están fuera de Venezuela, y dada las condiciones del negocio pueden obtener mejores ofertas por la sociedad mercantil.

 

¿Necesitas asesoría? ¡Estamos aquí para ayudarte!

Comprendemos lo retador que es un proceso de migración, hemos acompañado a clientes que tuvieron que tomar la difícil decisión de cerrar sus empresas en Venezuela, hemos estado junto a los equipos que se quedan en el país manteniendo operativo un negocio cuando sus propietarios emigran y también hemos sido integrantes de esos equipos gerenciales que tienen a parte de los accionistas en el extranjero y otros en este rincón del Caribe.

Si te viste reflejado en estas historias, si tu caso es parecido pero distinto, si andas buscando asesoría antes de irte o, si ya emigraste y quieres saber qué debes tener en cuenta para llevar tu negocio en Venezuela desde el exterior, nuestro equipo está aquí para ayudarte.

Para empezar, comencemos con una sesión de trabajo en línea, donde nos puedes plantear tu caso y nuestro equipo de brindará algunas pautas iniciales de actuación.

Consulta en Línea – Finanzas y Tributos

Hemos creado un espacio para atender tus dudas e inquietudes de manera personalizada y con garantía de confidencialidad.

Somos tus aliadas para aclarar tus dudas referentes a Tributación Nacional, Contabilidad y Finazas, Derecho Mercantil. Nuestro equipo responderá directamente a tus preguntas en una video conferencia de una hora de duración.

¡Solicítala aquí!

 
 
 

Sobre las autoras

Nancy Aguirre Licda. en Relaciones Industriales y Contaduría Pública, egresada de la Universidad de Carabobo. Certificada por la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela en Normas Internacionales de Información Financiera para Pequeñas y Medianas Entidades. Consultora y Asesora Empresarial. Posee más de 40 años de experiencia en el ejercicio profesional, se ha desempeñado tanto en el sector público como en el privado. Fundadora de Nayma Consultores.

 

 

Mariela LloveraMariela Llovera es Abogado y Lcda. en Relaciones Industriales. Asesora en Derecho Tributario, Mercantil y Laboral para distintas organizaciones en la región central del país. Formada en Coaching y Docencia Universitaria en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Posee diplomado en Diseño de Tecnología Educativa en el Massachusetts Institute of Technology. Estudiosa del tema tributario y del derecho empresarial. Actualmente forma parte de la Junta Consultiva de la Cámara de Comercio Venezolano Italiana del Estado Aragua. Distinguida con la Orden José Casanova Godoy del Colegio de Abogados del Estado Aragua por su aporte a la difusión del Derecho Tributario y Laboral. Adicionalmente es conferencista frecuente de los Colegios de Contadores Públicos de Aragua, Distrito Capital y Miranda. Estudiosa del tema tributario y del derecho empresarial. Escribe regularmente para el diario El Nacional. Fundadora de Nayma Consultores.

 

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.

 

#|TRIBUTOS|# #|LABORAL|# #/1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12/#

Nayma Consultores es una iniciativa de Nancy Aguirre y Mariela Llovera. Todos los derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa de los autores. ¡Lea las condiciones de uso aquí!

 

abril 29, 2020

1. Profesionalismo y humildad con la que transmiten la información, consejos y sugerencias que dan cada día con sus aportes.
2. El material que tienen en la tienda de Nayma es de primera calidad, y ayudan muchísimo ya que están siempre un paso adelante de las reformas o modificaciones que sufren los distintos temas, sea laboral, contable, tributario.
3. Los debates, comentarios, sugerencias que siempre dan y la interacción excelente que hay entre todos los participantes, siempre dispuestos ayudarnos.