Desde hace algunos años el trabajo ha sufrido cambios interesantes; el establecimiento de la tecnología y la aparición de la inteligencia artificial han revolucionado el mundo de los negocios y la vida misma. Por un lado nuevos puestos de trabajo y por otro, la desaparición de muchos, como por ejemplo el ascensorista, perforador de boletos, encendedor de faroles, operador telefónico, entre otros. Lo que fue difícil para algunos en su momento, para la mayoría resultó de gran ayuda por los beneficios que se evidenciaban. Hoy en día se obtienen en menor tiempo productos y servicios que antes era difícil de adquirir o disfrutar, y antecedentes ya existen como es el caso de la revolución industrial, hecho histórico que sirve para ejemplificar la idea de que el trabajo y las nuevas necesidades han estado en constante cambio.

“Las personas siempre le temen al cambio. Le temían a la electricidad cuando fue inventada, ¿no es así?”

Bill Gates

 

¿Y todo esto a dónde nos llevó?

 

Esto ha llevado al ser humano a la transformación, hoy día podemos hacer transacciones bancarias en la playa o en la montaña, pagar nomina, enviar presupuestos, concretar negocios, etc. desde un portátil o el móvil y esto sin duda es una de las mayores ventajas de la tecnología para el mundo. Aun así muchos se niegan a cambiar, no miran la realidad que les toca la puerta sin parar. La aparición de las redes sociales y su notoria influencia en los negocios y con ello el marketing digital haciendo en poco tiempo lo que antes llevaría años realizar, poner en muchos lugares a una marca sin necesidad de trasladar oficinas ni personal para ello.

 

¡Pero esto ya lo sabemos!

 

¿Y qué tiene que ver covid-19 con esto?

 

Tras el nuevo desafío de enfrentar una pandemia en pleno siglo XXI, las necesidades del mundo cambiaron. Tapabocas, guantes, gel antibacterial, respiradores mecánicos y la cura de un virus que tiene al mundo contra las cuerdas, se han convertido en prioridades. Pero el mundo intenta seguir girando, la economía, negocios, todo quiere seguir funcionando. Sólo que ya es diferente y la tecnología juega un papel fundamental en ese proceso de adaptación; porque sencillamente las personas en el mundo necesitan comer y las empresas vender, entonces todo se hace a través de una app, red social, página web, etc.

 

¿Y desde dónde lo hacen?

 

¡Home sweet home! La campaña mundial #QuedateEnCasa ha permitido que muchas personas cambien la perspectiva que tenían acerca de emprendedores que hacen funcionar sus negocios desde el hogar. El trabajo de los FREELANCERS, community managers, diseñadores, programadores, creativos, creadores de contenido se ha visto revalorizado e incluso se ha rescatado el tan mencionado teletrabajo que antes era menospreciado por un porcentaje importante de empresas en todo el mundo.

Organizaciones que no estén pensando en esto ahora mismo no están entendiendo el cambio que se avecina luego del covid-19, y hacia dónde deben dirigir el modelo de negocio que hasta hace un par de meses creía como perdurable en el tiempo dada la rentabilidad que generaba. Los cambios serán bruscos, la pandemia llegó así a nuestra vida para cambiarnos. El mundo como lo conocíamos ya no estará, laboralmente también cambiará. El trabajo desde casa se revalorizará aún más y todas las áreas que tengan relación también serán más respetadas y mejor pagadas para quienes estén realmente capacitados y sean astutos a la hora de comunicar.

Creo que la ola de despidos cuando esto sea superado por el mundo será alarmante y para ello debemos estar preparados. Nuevamente desaparecerán empleos y aparecerán otros. Si antes de la pandemia ya se estimaba la desaparición de los cajeros en los bancos, agentes de viaje, operadores de canales de televisión, diarios impresos, estaciones radiales tradicionales y seguramente muchos más a corto plazo, imaginen ahora el panorama con la respuesta obligada que tuvieron que adoptar países ante la inesperada emergencia. Las necesidades del mundo habrán cambiado en gran forma y las laborales también, notarán aún más el uso de la robótica en áreas claves y el teletrabajo será parte de ese cambio que el mundo va a necesitar.

Durante la reciente crisis he podido ver a pequeños y medianos empresarios crear sus perfiles en redes sociales para poder vender lo que tienen en stock; también he notado que la demanda de diseñadores y social media se ha incrementado y como se hacen de páginas web para aprovechar el tiempo en casa y cambiar las estrategia de venta, y las clases de instituciones privadas continúan a través de aplicaciones como Zoom, estrategias que, antes de la crisis que hoy nos azota, ni habían considerado implementar en su negocio, en pocas palabras: La apreciación del trabajo ha cambiado. Por ello, debemos estar preparados mentalmente cuando pase la tormenta, una oleada de oportunidades se abrirán a nuestros ojos, una nueva sociedad encontraremos. Es momento de aprovechar este tiempo en casa para prepararnos en nuestras áreas y también comenzar a andar en otras, tal vez otro idioma, una especialización en algún área que sea rentable y que nos guste o algún proyecto personal o emprendimiento. Recuerden que quienes estén mejor preparados obtendrán una mejor parte de lo que se viene.

 

“La clave del éxito en los negocios es saber detectar hacia dónde va el mundo y llegar ahí primero”

Bill gates

Sobre el autor

Juan Carlos Barrientos Ottolina. Lcdo. en Gerencia de Recursos Humanos.  Locutor y productor radial. Consultor de Marketing. Elemento disruptivo, creativo, crítico de mí mismo, pensante y enérgico defensor del café.

 

 

 

 

 

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.

 

#|RRHH|# #|GERENCIA|#

Nayma Consultores es una iniciativa de Nancy Aguirre y Mariela Llovera. Todos los derechos  Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa de los autores. ¡Lea las condiciones de uso aquí!

 

Constante y oportuna actualización
abril 29, 2020

Profesionalismo, aportan conocimientos actualizados y acertados a los colegas, constante y oportuna actualización