7 pasos para definir tus metas en 2018


Las metas te indican el camino a seguir, te ayudan a identificar con claridad tu destino y te permiten transformar tus sueños y deseos en realidades; eso sucede porque cuando tienes el propósito de alcanzar una meta tus acciones se orientan hacia ello

El sentido de las metas

Uno de los principales beneficios que obtendrás al establecerte metas claras es optimizar el uso de tu tiempo.  Cuando vives la vida sin propósitos definidos tu tiempo es consumido por un montón de tareas y actividades que no contribuyen con tu éxito.

Cuando no tienes idea de cuáles cosas quieres alcanzar en la vida vives como una veleta, cualquier viento te cambia de dirección.  La ventaja de las metas radica en que te proveen dirección y motivación.  Cuando sabes qué forma quieres darle a tu destino encuentras dentro de ti la fortaleza mental, emocional y espiritual que requieres para ir construyendo tu realidad.

Las metas son dinámicas, conforme vas alcanzando unas aparecerán otras.  Si te quedas atascado en una meta, es decir, consigues eso que deseabas y luego no sabes qué hacer con ello volverás a vivir al son que te toquen.

Conócete a ti mismo

Lo primero que debes hacer para poder establecer tus metas es saber quién eres tú.  Así que toma lápiz y papel y escribe una lista de tus:

  • Talentos
  • Necesidades
  • Limitaciones
  • Deseos
  • Aspiraciones en la vida

 

Eso te permitirá hacer un diagnóstico de tu situación actual, en otras palabras, cuando termines ese ejercicio tendrás una idea de dónde estás parado. Cuando vas a hacer un viaje lo primero que tienes que saber es desde dónde iniciarás la ruta, no es lo mismo hacer una viaje de New York a Londres que de San Cristóbal a Londres. De tu punto de partida dependerá la ruta que debas escoger para llegar a tu destino.

 

Para que un sueño se convierta en una meta deben darse tres condiciones: Cuantificación, Plazo, Plan de Acción

Por ejemplo: La expresión “me gustaría ser especialista en derecho laboral” es una situación deseada.  En términos del Coaching lo llamamos un sueño.

En cambio si transformamos esta expresión en: “quiero en dos años haber culminado mi maestría en Derecho del Trabajo en la Universidad Católica”, ya estamos estableciendo claramente una meta.

 

Las 7 Reglas de Oro

Existen siete reglas de oro que resultan sumamente útiles para establecer metas tanto personales, como profesionales y empresariales o de negocios.

 

Reglas de Oro Preguntas a contestarte
1.      La meta debe ser expresada en positivo. ¿Qué quieres?

¿Qué quieres en lugar de lo que tienes?

¿Qué prefieres tener?

2.      La meta tiene que ser específica y medible. ¿Qué es exactamente lo que verás, oirás o sentirás cuando alcances tu meta?

¿Cuánto tiempo necesitarás para alcanzarlo?

¿Cuándo quieres alcanzarlo?

3.      Decide cómo y cuándo medirás el avance en el cumplimiento ¿Cómo medirás tu progreso hacia la meta?

¿Con cuánta frecuencia medirás tu progreso?

¿Cómo sabrás que has logrado la meta?

¿Cómo verificarás que estás en el camino correcto hacia la meta?

4.      Organiza los recursos que necesitarás durante la travesía hacia el logro de la meta ¿Qué recursos (objetos, personas, tiempo, modelos, cualidades) vas a necesitar para alcanzar tu meta?

¿De cuales dispones ya?

¿Dónde encontrarás los otros?

5.      Se proactivo ¿Hasta que punto controlas el cumplimiento de esa meta?

¿Qué harás para alcanzarla?

¿Qué puedes ofrecer a los demás de tal modo que se interesen por ayudarte?

6.      Presta atención al impacto de las consecuencias más allá de ti mismo ¿Cuáles son las consecuencias para otras personas importantes?

¿Puedes mirar su impacto en ellas poniéndote en su lugar?

¿Cuál es el costo en tiempo, dinero y oportunidad?

¿A qué podrías tener que renunciar?

¿Cómo quedará afectado el equilibrio entre los diferentes aspectos de tu vida cuando alcances esa meta o durante su consecución?

7.      Elabora un Plan de Acción ¿Cuáles serían los pasos pequeños para alcanzar la meta?

¿Qué te motiva a alcanzar la meta?

 

Al inicio del año muchas personas nos planteamos metas y propósitos de año nuevo ¿cuántos lo logramos? A medida que transcurre el tiempo pocas son las personas que se mantienen enfocadas en las metas que se plantearon en Enero ¿te has preguntado por qué pasa eso? Eso ocurre porque hay obstáculos o barreras entre las metas y tú.

 

 

Barreras entre las metas y tú

Todas las personas de éxito tienen en común el haberse propuesto alcanzar un objetivo.  Inclusive quienes parecen haber tenido un golpe de suerte que los catapultó hacia el éxito, tienen tras de sí historias de persistencia, perseverancia y motivación.  Entonces por qué la mayoría de las personas no se comprometen a alcanzar sus sueños, tenemos algunas ideas al respecto que servirán para ilustrarte el por qué sucede eso.

 

Falta de seriedad

Digamos que deseas tener un restaurante y ya te lo has imaginado, inclusive sueñas con sus instalaciones, qué tipo de comida servirás, a todo mundo que conoces le cuentas de tu sueño, que algún día –cuando te retires- te dedicarás al negocio de la comida.  Sin embargo no sabes qué se necesita para llevar adelante semejante empresa, ni qué regulaciones existen, ni cómo deben ser los locales, es más ni siquiera te atreves a ir al banco a preguntar por un crédito.

Eso sucede en parte porque no te dedicas “en serio” a convertir tu sueño en realidad.  Dedicarse en serio no quiere decir que vas a soltar todo de una vez y de buenas a primeras te vas a consagrar a vender comida, aunque sea empanadas en la playa.  Dedicarse en serio quiere decir hacerte un plan de acción, aprender todo lo que puedas sobre ese negocio y gradualmente ir avanzado hacia esa meta.

 

Las metas no son importantes

Quienes comparten la filosofía de “cómo vaya viniendo vamos viendo” obviamente consideran que tener metas no es importante; no obstante, ellos no son los únicos que piensan así.  El tener objetivos en la vida debería ser inculcado en nosotros desde niños, así como aprendemos historia, matemáticas o lenguaje deberíamos recibir educación para vivir.  Por el contrario, muchos niños aprenden que los sueños no valen la pena el esfuerzo, que son fantasías y que la realidad tan dura del exterior volverá añicos sus esfuerzos.  Así tenemos muchos médicos que soñaban ser escritores, abogados que suspiran por dedicarse a cocinar o amas de casa que tienen a una diva del canto por dentro.

Vivir inteligentemente implica escoger, construir y moldear nuestro estilo de vida, más allá de las condiciones del entorno; y para que puedas lograr eso te resulta imperativo saber cuál vida quieres vivir.  Las metas son importantes porque ellas son la base del éxito.

 

Desconocimiento

Muchas personas no se establecen metas simple y llanamente porque no saben cómo hacerlo.  Tienen un sueño que desean convertir en realidad, pero llevarlo a la realidad concreta de una meta simplemente les cuesta porque no saben cómo, desconocen el proceso.  Si ese es tu caso, no te preocupes, las 7 Reglas de Oro para las metas que te hemos compartido te ayudarán muchísimo a definirlas.

 

Miedo

Dicen que “soñar no cuesta nada” más para algunas personas el establecerse metas las confronta con dos grandes miedos: el miedo al rechazo y el miedo al fracaso.  Si creciste en una familia donde las personas “fuera de lo común” o inclusive quienes han tenido éxito eran rechazadas, ridiculizadas o se ponía en duda la legalidad u honorabilidad de quien hubiese alcanzado algún logro importante, probablemente tengas mucho miedo al rechazo y prefieras vivir tranquilamente una vida “normal” que dedicarte a convertir tus más grandes anhelos en realidad.

Por otro lado, si vienes de una familia muy competitiva, donde todos tenían que ser los mejores y si tus calificaciones no llegaban al estándar de calidad exigido por tus padres o tus abuelos eras considerado la oveja negra de la familia; quizá tengas mucho miedo a fracasar y encuentras más seguro permanecer en esa ocupación que realizas muy bien antes que arriesgarte a seguir tus pasiones y fracasar en el intento.

 

Desorganización

No nos referimos a la desorganización de los espacios, aunque eso también afecta, sino a la desorganización con el tiempo. No tienes control sobre tu agenda, no sabes establecer prioridades o sencillamente lo urgente siempre se lleva por delante a lo importante ¿te suena familiar? Creo que todos hemos pasado etapas similares en la vida. Es importante hacer un alto, mirar y poner en orden las prioridades.

Cuando comenzamos con Nayma Consultores además eramos responsables de Contabilidad y Recursos Humanos de una empresa de explotación de arena. ¡Trabajábamos en una cantera! ¿El horario era flexible? Bueno, con la cantidad de trámites que debíamos hacer en organismos públicos podemos decirte que el horario era bastante extraño, teníamos trabajo de oficina y trabajo en la calle, posiblemente te suene conocido. Además estudiábamos distintas cosas, atendíamos a familia y amigos, hacíamos deporte y canto. Cosas que aún seguimos haciendo ¿cuál era nuestra clave? ¡La organización! Uno de nuestros mayores secretos es saber llevar la agenda, entender cuáles son los compromisos que tenemos prefijados y en función de ellos organizar el trabajo. Lo otro, organizar nuestras prioridades de vida ¿qué es lo más importante? ¿en qué deseo invertir mi tiempo? En función de eso ¡decidimos!

Si nos lees desde Venezuela, tenemos algo para ayudarte a organizar tus días en 2018 ¡Un calendario de obligaciones fiscales! Lo consigues ¡dando clic aquí! Si nos lees desde cualquier otro lugar de planeta te sugerimos tomar la agenda y marcar todos los días donde ¡ya sabes que tienes que hacer algo! No sólo los cumpleaños, sino las fechas importantes para tu negocio: pago de sueldos, de impuestos, aniversario de la empresa, temporadas de mayor venta y de menor venta, feriados de tu país y comenzar a planificar en función de eso. Verás como, aún con todas las sorpresas que traerá el año por venir, te encontrarás mejor preparado para alcanzar tus metas.

Esperamos que al cerrar el año, al volver la vista atrás estés feliz con lo alcanzado y deseamos que estos sencillos tips, que aplicamos a diario, te sean de utilidad.

 

Sobre las autoras

Nancy Aguirre Licda. en Relaciones Industriales y Contaduría Pública, egresada de la Universidad de Carabobo. Certificada por la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela en Normas Internacionales de Información Financiera para Pequeñas y Medianas Entidades. Consultora y Asesora Empresarial. Posee más de 40 años de experiencia en el ejercicio profesional, se ha desempeñado tanto en el sector público como en el privado. Fundadora de Nayma Consultores.

 

Mariela LloveraMariela Llovera es Abogado y Lcda. en Relaciones Industriales. Consultora en Gestión del Talento y Capacitación. Formada en Coaching y Docencia Universitaria en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Posee estudios avanzados de Mercadeo de Contenidos para Profesionales en Northwestern University y diplomado en Diseño de Tecnología Educativa en el Massachusetts Institute of Technology. Estudiosa del tema tributario y del derecho empresarial. Fundadora de Nayma Consultores.

 

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.


Acerca de Nayma Consultores

Este espacio ha sido creado por Nancy Aguirre, Lic. en Relaciones Industriales, Contador Público y apasionada en el estudio y desarrollo del potencial humano; junto a su hija y colega Mariela Llovera, Lic. en Relaciones Industriales, Abogado, fascinada por el uso de las redes sociales y entusiasta del E-learning.

Deja un comentario