Transferencia de Jugadores en el Mundial Rusia 2018, una mirada desde el Derecho del Trabajo


En Nayma Consultores nos hemos entregado a la fiebre mundialista y agradecemos la colaboración de Reinaldo Guilarte quien ha aprovechado la oportunidad para brindarnos luces sobre Derecho Deportivo.  Ya te hablamos de Mundial de Fútbol Rusia 2018, transferencia de jugadores y Derecho Deportivo [ Lee aquí ].En esta entrega tratamos aspectos de Derecho del Trabajo que deben tomarse en cuenta durante los proceso de transferencia de jugadores.

Aspectos adicionales de Derecho del Trabajo en la transferencia de jugadores 

Otro aspecto que se debe tener en consideración es que la transferencia de un jugador de fútbol conlleva la cesión de un trabajador, por lo que resulta necesaria la aceptación de éste para que pueda ser ejecutada la transferencia. En el caso de Venezuela, esto debe realizarse con base en lo dispuesto en el artículo 32 del RLOT, situación que deriva en que nos encontremos ante una sustitución de patrono con los efectos jurídicos que se derivan de ella, siendo uno de ellos la responsabilidad solidaria, según el artículo 68 del DLOTTT.

Sin embargo, en el supuesto de una transferencia de un jugador entre un club de Venezuela y un club extranjero, se podría pensar que no resulta aplicable la solidaridad laboral conforme con el principio de territorialidad de la Ley, que fuera estudiado por la SCS del TSJ en la sentencia N° 305 publicada en fecha 16 de abril de 2012 en el caso: Crawford Venezuela Ajustadores de Pérdidas, C.A [ Para ver ¡clic aquí! ], así como en la sentencia Nº 33 publicada por la SCS del TSJ en fecha 28 de febrero de 2013 en el caso: Asea Brown Boveri (ABB) S.A. [ Para ver ¡clic aquí! ]

¿Qué puede establecerse respecto a los traspasos en los contratos de los jugadores?

Debido a lo anterior, las partes en el contrato establecen todas las obligaciones que puedan estar vinculadas a la solidaridad laboral que se pudiera originar con ocasión de la transferencia del jugador, siendo uno de los aspectos regulados el pago al jugador de la indemnización por transferencia, estableciendo que el obligado es el club cedente.

También se tiene que tomar en consideración la posibilidad que tengan las partes de establecer la Ley aplicable a la relación que existirá entre el jugador y el club cesionario, además de establecer los órganos que tendrán jurisdicción para conocer de las controversias que se originen con ocasión del contrato que suscriba el jugador con el club cesionario.

Igualmente las partes del contrato de transferencia del jugador, deberán establecer la Ley que resulte aplicable al negocio jurídico, así como los órganos que tendrán jurisdicción para conocer cualquier disputas entre éstas, con ocasión del incumplimiento de las obligaciones que tengan las partes con ocasión del contrato, por cuanto el club cedente debe realizar todos los trámites necesarios para liberar al jugador de la Federación en la que se encuentre inscrito, para que el club cesionario pueda inscribirlo en la nueva Federación, a los fines que éste pueda participar en los torneos que realiza la Federación a la que pertenece el club cesionario.

 

¿Dónde se perfeccionan las transferencias de los jugadores de futbol?

Se pudiera pensar que el hecho que la negociación del acuerdo de transferencia del jugador sea realizada mientras el jugador se encuentra en el territorio de Venezuela, que la legislación laboral de Venezuela sería la aplicable a la relación laboral que pudiera tener el jugador con el club cesionario, cuando se trata de una transferencia entre un equipo local y un equipo extranjero, aplicando extraterritorialmente la legislación, con base en lo dispuesto en el artículo 3 del DLOTTT. Sin embargo, sería posible que el contrato se pudiera perfeccionar en un país diferente a Venezuela, teniendo en consideración la evolución de la tecnología.

En un contrato deportivo ¿pueden las partes acordar una legislación más favorable?

Una de las discusiones en el ámbito de la negociación de los traspasos tiene que ver con dónde se entiende perfeccionado el contrato, para así determinar la legislación que sería aplicable al contrato, situación estudiada por la Sala Constitucional del TSJ en la sentencia N° 1854 dictada en fecha 28 de noviembre de 2008 en el caso: Jesús Angel Barrios Mannucci [ Para ver ¡clic aquí! ], cuando consideró que la legislación de Venezuela sería aplicable a los servicios prestados por el trabajador en el extranjero, porque se entendió que el contrato se había perfeccionado en Venezuela.

A pesar de lo anterior, el club y el jugador podrían acordar la legislación aplicable con base en el principio de la norma más favorable contemplado en el numeral 3 del artículo 89 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (“CRBV”), supuesto que fuera reconocido por la SCS del TSJ en la sentencia N° 894 dictada en fecha 1° de junio de 2009 en el caso: ChevronTexaco Global Technology Services Company. [ Para ver ¡clic aquí! ]

Del mismo, se debe considerar que el DLOTTT será la norma aplicable cuando la transferencia del jugador sea para jugar en un club cesionario en Venezuela, con la particularidad que la legislación local sólo será aplicable para el período durante el que el jugador preste servicios para el club cesionario, situación estudiada por la SCS del TSJ en decisión N° 223  [ Para ver ¡clic aquí! ] dictada por la SCS del TSJ en fecha 19 de septiembre de 2001 en el caso: Compañía Occidental de Hidrocarburos Inc.

 

¿Cuál es la importancia de los órganos de la jurisdicción deportiva durante el traspaso de jugadores?

Ahora bien, sobre la posibilidad de derogar la jurisdicción del Poder Judicial para conocer de las controversias que se originen con ocasión del contrato que suscriban el jugador con el club cesionario, partiendo del hecho que el club cesionario sea un club de Venezuela, se debe considerar que las partes de la relación deportiva cuentan con los órganos de la jurisdicción deportiva para resolver sus controversias ante los mismos.

Sobre el particular, encontramos que la Federación Venezolana de Fútbol (“FVF”) tiene una Cámara de Resolución de Disputas (“CRD”), que se encarga de sustanciar y decidir las solicitudes que son presentadas por las partes del contrario, siendo que sus decisiones podrían ser recurridas ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (“TAD”).

Por lo tanto, el hecho que el Poder Judicial no tenga jurisdicción para conocer de las controversias laborales que se deriven de la relación del jugador con el club cesionario, no conlleva una violación, en el caso venezolano, del artículo 30 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo (“LOPT”), por cuanto en el numeral 1 del artículo 29 de la LOPT se prevé que el Poder Judicial tendrá jurisdicción para conocer de los asuntos que no hayan sido sometidos a la conciliación o el arbitraje, autorizando en consecuencia que las partes pueden derogar la jurisdicción del Poder Judicial.

En vista de lo anterior, teniendo en cuenta que los órganos deportivos realizan una función arbitral, consideramos que se debe entender que las partes habrían derogado la jurisdicción del Poder Judicial, para que sean los órganos deportivos los encargados de resolver las controversias vinculadas a la relación que existe entre las partes.

Además, se tiene que considerar que en materia deportiva se encuentran constituidos los órganos fundamentales para resolver las controversias que existan entre las partes con ocasión de la relación que mantengan entre ellas, por ello la FVF cuenta con la CRD, además que la FIFA cuenta con una CRD, siendo que las decisiones dictadas por las CRD pueden ser recurridas ante el TAD (en inglés TAS).

Adicionalmente, sobre la posibilidad de derogar la jurisdicción se pronunció la Sala Político Administrativa del TSJ en la sentencia N° 1395 publicada en fecha 12 de diciembre de 2017 en el caso: Hanseatic Consultoría Naval, C.A. [ Para ver ¡clic aquí! ], y la SCS del TSJ en la sentencia N° 327 dictada en fecha 18 de abril de 2018 en caso: Schlumberger Venezuela, S.A. [ Para ver ¡clic aquí! ]

Por otra parte, en el supuesto que sea contratado un jugador extranjero para prestar servicios en Venezuela, el club cesionario podrá pagar la compensación económica del jugador en moneda extranjera, sin que ello pueda ser entendido como una violación del control de cambio que se encuentra vigente en Venezuela.

Consideramos con base en lo dispuesto en el artículo 123 del DLOTTT, que la obligación que tiene el club cesionario con el jugador, es pagar el salario en dinero, porque la referencia a moneda de curso legal, debe ser entendida como la prohibición de pagar el salario en: (i) fichas; (ii) vales; (iii) mercancías; o (iv) cualquier signo representativo con que quiera sustituirse la moneda, norma que estaría ratificada en el Convenio 95 de la Organización Internacional del Trabajo, que es aplicable en Venezuela conforme con el artículo 23 de la CRBV

Un último aspecto, es que en ocasiones la transferencia del jugador se realiza mientras se encuentra vigente el contrato que tiene con el club cedente, por lo que resulta necesario que las partes del contrato se pongan de acuerdo en que será negociada la transferencia del jugador, para evitar de esa forma la aplicación del numeral 3 del artículo 18 del Estatuto del Jugador, que regula la oportunidad en la que un jugador puede negociar un contrato con un nuevo club.

De hecho, en el artículo 16 del Estatuto del Jugador se establece que las partes no pueden rescindir el contrato durante el transcurso de la temporada, mientras que en el numeral 3 del artículo 18 del Estatuto del Jugador se prevé que el jugador podrá negociar con otro club, cuando su contrato haya vencido o falten 6 meses para su vencimiento, por ello en algunos países se utiliza la figura de la cláusula de rescisión que podría ser pagada por el jugador o el nuevo club, cuando se pretenda la transferencia del jugador de su club actual a un nuevo club antes que finalice el contrato.

Por último, se debe destacar que las normas de transferencia y contratación de jugadores, se encuentran influenciadas por la decisión dictada en fecha 15 de diciembre de 1995 por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el caso: Jean-Marc Bosman. [ Para ver ¡clic aquí! ]

En Nayma Consultores estamos listos para vivir la pasión del mundial Rusia 2018, las quinielas armadas y estaremos muy pendientes del mercado de traspaso de jugadores que se activará en estos días.

 

Sobre el autor

Reinaldo Guilarte Lamuño. Universidad Católica Andrés Bello, Abogado (2000). Universidad Católica Andrés Bello, Profesor de Derecho del Trabajo II (2009-2014). Universidad Católica Andrés Bello, Profesor de Derecho del Trabajo I (2014-2016). Miembro de Número del Instituto Venezolano de Derecho Social. Miembro de la Sección Latinoamericana de Jóvenes Juristas de la Sociedad Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (Capítulo Venezuela). Email: [email protected]

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.

 

 

 


Acerca de Nayma Consultores

Este espacio ha sido creado por Nancy Aguirre, Lic. en Relaciones Industriales, Contador Público y apasionada en el estudio y desarrollo del potencial humano; junto a su hija y colega Mariela Llovera, Lic. en Relaciones Industriales, Abogado, fascinada por el uso de las redes sociales y entusiasta del E-learning.

Deja un comentario