Toda consulta causa honorarios. Diferencias entre trabajo gratuito y voluntariado profesional

Por Nayma Consultores

startup-594090_1280

¿Es lo mismo hacer trabajo voluntario que trabajar de gratis?  No. No es lo mismo. Básicamente difieren en el beneficio y el compromiso.  Cuando haces trabajo voluntario estas comprometido con los valores de una causa y es tu contribución para alcanzar un objetivo común, cuando realizas trabajo gratuito para otra persona ésta persona u organización obtiene un beneficio de tu trabajo y al entregarlo gratis quien hace el trabajo pierde y el otro gana.

Frecuentemente converso con amigos en profesiones liberales sobre anécdotas de gente que quiere que se les haga trabajo gratuito.  Hoy quiero compartir contigo, amigo lector, 4 casos donde me pidieron que trabajara de gratis -o a pérdida-, cómo los resolví y que lecciones saqué de ellos.

 

 Caso 1. Escribe gratis para mi página

Hace unas semanas he recibido una propuesta de una web con temática similar a la nuestra proponiéndome colaborar con ellos de forma gratuita.  En principio la idea me pareció muy interesante. Ser blogger invitado es una manera excelente de dar a conocer tu propia página web y promover tu marca personal. De hecho, en Nayma Consultores hemos tenido invitados a Dained Vera, Norelys Ravelo y Yojan Padrón. Todas contribuciones basadas en el ganar – ganar. Gana la página porque tiene contenido de calidad, ganan ustedes, nuestros lectores porque obtienen material hecho por excelentes profesionales y ganan nuestros bloggers invitados al hacer difusión a su trabajo.  Así que pensé ¡buenísimo! Me apunto a la iniciativa.

Al leer la propuesta por correo electrónico recibo un contrato de servicios donde, de aceptarlo, me obligo a escribir material nuevo, que no puedo compartir en mi página y de forma totalmente gratuita, que además debo entregar de manera regular y permanente a los administradores del blog. La paga: promover mi marca personal.

Obviamente me he excusado diciendo la verdad, estoy enfocada en el proyecto de Nayma Consultores. Aquí escribo, coordino con nuestros colaboradores los cursos que van para el Campus Virtual, defino honorarios para ellos. Como verán, es un trabajo, que además realizo con mucho gusto.

Promover la marca personal como blogger invitado es una buena idea, te permite darte a conocer en otro público, generas enlaces de calidad hacia tu página web y si estás incursionando en esto de las redes sociales es una excelente forma de dar a conocer tu perfil como especialista en un tema. ¿Una colaboración especial? Con todo gusto la hago de forma gratuita ¿Escribir de manera regular, permanente y obligada por un contrato? Sólo si en ese contrato de servicios se especifican mis honorarios profesionales.

 

Caso 2. Tus honorarios son la contribución a la sociedad

Hace ya unos cuantos meses tuve una propuesta de “sociedad” con otra consultora. El acuerdo era un porcentaje por cursos vendidos. Sin embargo, era necesario hacer toda una revisión del material didáctico, elegir conferencistas, depurar bases de datos. Al comentar al “socio” que ese trabajo era distinto del acuerdo y que por eso debía cobrar honorarios, me dijo: “Tus honorarios son la contribución a la sociedad”

Esto podría ser lógico si tuviéramos un contrato mercantil donde yo apareciera como dueña de la sociedad, pero en un pago en base a porcentaje por cursos vendidos, no es otra cosa que pedirme que trabaje de gratis.  Al final agradezco esta propuesta, me sirvió para enfocarme más en hacer de Nayma Consultores una página excelente, donde consigas servicios y profesionales de calidad.  Nada pasa por mal, diría mi abuelo.

¿Por qué te lo cuento? Esta propuesta que me hicieron también es común que algunas personas se las hagan a consultores jóvenes. Nuevamente la marca personal y el darte a conocer son las excusas para pedirte que trabajes de gratis.  Con la posibilidad que te ofrece un buen manejo de redes sociales, publicaciones en LinkedIn, videos en YouTube, participación en comunidades de colegas en Facebook ¿realmente necesitas trabajar de gratis para darte a conocer?

Caso 3. Quiero asesoría personalizada gratuita

Suelo verlo en las comunidades profesionales donde participo.  Colegas que no dominan cierto tema piden ayuda, varios foristas salen a proponer ideas, como para alumbrar el camino de la persona -pues para eso estamos en la comunidad profesional- pero la persona sigue preguntando. Quiere LA respuesta de su caso. Usualmente se trata de casos complejos, que requieren revisión documental y una asesoría profesional dedicada y por supuesto, que genera honorarios profesionales.

También ocurre con los formatos, en Nayma Consultores solemos ofrecerte formatos de guía para que no empieces de cero, bien sea con reportes financieros o temas de RRHH. Son eso guías, para ayudarte a desarrollar tu caso particular.  Agradezco que nuestros lectores y suscriptores reciben estas colaboraciones con los brazos abiertos. Sin embargo, he visto en foros pedir “la hoja de excel que haga el cálculo de tal cosa” y gratis por supuesto.

En Venezuela hay un refrán que dice “Pida que Ud. no sabe cuándo están por darle“, pero a veces hay que responder con otro dicho “Está bien el cilantro, pero no tanto“. Una comunidad colaborativa es de construcción de conocimientos entre todos, y la verdad eso me encanta de participar en los foros con los colegas. Ya es tu decisión dar asesoría personalizada gratuita o no. Particularmente lo que hago en esos casos, si el tema es interesante, es tomar la idea para desarrollar un post o compartir enlaces con información que pueda servir de guía para la solución.

Caso 4. No puedo pagar lo que cobras, quiero pagarte menos.

Cada quien le pone el precio a su trabajo, eso lo he aprendido en estos años como consultora.  ¿Qué criterios usar? Desde el país donde vives, a los años de experiencia y la competencia en el mercado.  Un paquete de 4 asesorías de coaching de carreras en Nayma Consultores, bien sea con Dained Vera o conmigo, Mariela Llovera, hoy tiene un precio de US$ 60. Tomamos en cuenta todas las variables anteriores.  Al ser venezolanas viviendo en el exterior se nos presentó la disyuntiva ¿aceptar o no aceptar bolívares? Dijimos, sí, bolívares pero a la tasa libre. De lo contrario no lo podemos cambiar para usarlos en los países donde vivimos.

Esta semana que pasó viví una situación desagradable con una compatriota. Ella quería el servicio pero no quería pagar el precio libre. Quería pagar menos porque en Venezuela eso es mucho dinero. Es verdad, es mucho dinero, pero ya no vivo en Venezuela, vivo en un país donde ese precio es hasta económico. Me sentí en la necesidad de defender mis honorarios ¿por qué? En retrospectiva no he debido defenderme. Aunque no es una manera de pedirte que trabajes de gratis, esta es una manera de pedirte que trabajes a pérdida.

Como consultores y trabajadores independientes estas situaciones se nos pueden presentar, frecuentemente con gente conocida.  Como política personal tengo, cuando contrato con extraños, conocidos y amigos, pedir sus honorarios y respetarlos. Me pasa que tengo amigos que deciden no cobrarme, yo sé de la importancia de hacer balance en las relaciones y siempre, siempre hago algo por ellos como manera de “pagar” sus servicios. No me lo exigen, es algo que hago para compensar el tiempo, el esfuerzo y conocimiento profesional.

Trabajo Voluntario Profesional ¿Qué es? ¿Tiene ventajas?

 

¿Quiere decir esto que no hago trabajo voluntario o pro-bono? Al contrario, lo hago muchísimo y con bastante gusto. Este es un trabajo que realizas por el gusto de contribuir a una causa que aprecias y apoyo con tus acciones, tiempo y conocimientos.

El trabajo voluntario es excelente para desarrollar relaciones, estar en contacto con equipos multidisciplinarios y, lo más importante, contribuir con una causa gremial, política o benéfica con la que compartes valores y te apasiona.  Además puede traerte grandes retos y satisfacciones que a la larga repercuten positivamente en tu desarrollo profesional.  Ahora te comparto tres casos de éxito relacionados con el trabajo voluntario que he hecho y cómo sí han beneficiado mi carrera. Nuevamente ha sido ganar-ganar

Caso 1. Formación Electoral

Este es uno de mis trabajos voluntarios favoritos. Uso mis conocimientos legales y de formación empresarial para dar entrenamiento electoral a voluntarios que trabajarán en las elecciones. Comencé de abajo, dando pequeños grupos y terminé en como adjunta a la coordinación de un equipo de 120 facilitadores con la meta de entrenar más de 8000 personas en tiempo récord. ¡Lo amé! Fue un reto personal y profesional, me permitió desarrollar más y mejores habilidades, contribuí con una causa en la que creo y estoy comprometida y, finalmente conocí lugares hermosos de mi país y personas maravillosas que hoy son mis amigos.  En mi perfil en LinkedIn puedes ver este proyecto en detalle. A los potenciales clientes les gusta saber que su consultora ha trabajado con equipos grandes y ubicados en distintas localidades.

Caso 2. Trabajo Gremial

En Nayma Consultores estamos comprometidas con la mejora de los gremios a los que estamos afiliadas.  En trabajo gremial he dado talleres de actualización a colegas bajo el patrocinio del colegio al que estoy agremiada y también con el apoyo de otros colegios de profesionales. También he contribuido con difusión en esta página y en nuestras redes sociales de eventos y actividades que desarrolla mi colegio profesional. Aunque ya no estoy en Venezuela, aporto a mi federación y colaboro en línea con lo que puedo. Me gusta hacer esto porque me mantiene conectada con mis país, con mis colegas y también me conecta a proyectos profesionales interesantes, con o sin fines de lucro.

Caso 3. Asociaciones Civiles

Tengo amigos en distintas asociaciones civiles que hacen trabajo por la comunidad. Cuando me piden apoyo en sus proyectos es algo que realizo de muy buen agrado.  Desde dictar charlas pro-bono hasta colaborar como una hormiguita más en proyectos para recaudar fondos para hacer trabajo social. Aunque no pertenezco a ninguna de estas asociaciones, con que mis amigos estén en ellas, me sumo a colaborar siempre que mi trabajo les resulte necesario y de utilidad para hacer más por la comunidad. Aparte de disfrutar de apoyar a mis amigos, estos trabajos también me permiten hacer networking, estar en equipos interdisciplinarios y contribuir con mi comunidad y ya con esto último es suficiente.

 

¿Y tu? ¿Trabajarías de gratis? ¿Haces trabajo voluntario por una causa o tu comunidad? Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia con el tema de los honorarios profesionales.