Las trampas cazabobos en LinkedIn 16


Evita Trampas Cazabobos en LinkedIn

Una trampa cazabobos, en términos militares, se refiere dispositivos explosivos camuflados como objetos inocentes que sirven para atraer la atención de otras personas y de este modo eliminarlas cuando manipulen el dispositivo.

Últimamente LinkedIn se ha inundado de esas trampas, bien sea por personas que quieren hacer resaltar sus perfiles, los que quieren levantar bases de datos para enviar publicidad y hasta ofertas engañosas de todo tipo.

Entre mis contactos de habla inglesa hace unos meses estuvo de moda un post que decía algo más o menos así: “Estoy reclutando para tal empresa en los Emiratos Arabes, si estás interesado por favor deja un comentario” Aquel post se llenaba de comentarios, lo compartían infinitamente. Era un Scam, estas personas solo lo usaron para incrementar su red.

Después, unos vivos y vivas, escribieron la misma frase y sin comillas, presionaron espacio y después agregaron que por favor no cayeran en la trampa, que se trataba de un scam.  Claro, la advertencia estaba colocada de tal manera que para verla debías presionar “show more” o mostrar más. Los potenciales candidatos, desesperados por obtener trabajo en Dubai, Qatar y Omán, caían como moscas y nuevamente perfiles que se iban al cielo.

Creí que la trampa había dejado de funcionarles, pero no, está vivita y coleando. La captura de pantalla que ves es del 07 de Septiembre de 2015.  Ahora también tenemos la versión latina de las trampas cazabobos, como estoy viendo a personas de mis contactos caer inocentemente en ellas, quiero compartirles y explicarles por qué son una trampa.

Para las demostraciones usé capturas de pantalla del 04 y 05 de Septiembre de 2015, los nombres de las personas y los correos electrónicos compartidos han sido borrados en respeto por la integridad de mis contactos y también porque la idea es mejorar y no someter al escarnio público a nadie.

 

¡Tengo una oferta de trabajo!

Es una publicación donde dicen que tienen ofertas de de trabajo en un país atractivo para el mercado latinoamericano, no indican empresa, no indican cuáles posiciones están disponibles ni tampoco cuál perfil profesional buscan, señalan que debes registrarte en un lugar, pero no colocan enlace de registro ¿Te parece familiar?  Bueno es la versión latina de la trampa cazabobos del medio oriente.

 

El resultado, muchas visitas al perfil de la persona que publicó la oferta -y eso hace que subas en los rankings de LinkedIn- además de montones de comentarios, gente preguntando ¿dónde me suscribo?, dejan los correos electrónicos y además comparten la publicación.

 

¡Estoy regalando un manual!

El mensaje clásico es: “Estoy regalando un manual de tal tema, por favor déjame tu correo para enviártelo” y como suele ser de un tema interesante y a caballo regalado no se le mira el colmillo, salen a dejar sus correos electrónicos en la espera del regalo.

 

¿Por qué es una trampa cazabobos?

Expones tu correo electrónico en Internet.  Esa persona solo está armando una base de datos. Entonces te expones a ser objeto de mercadeo spam, tu email va a terminar inundado de información que puede interesarte o no. Tu no sabes si esa base de datos la venden a un spammer. Como además lo hiciste en LinkedIn esa persona podrá conocer muchos datos interesantes sobre tí: Profesión, Ubicación, Perfil Profesional.  Al no ser una suscripción legítima, como las que se hacen en distintas páginas web y blogs, no podrás darte de baja cuando ya no quieras seguir recibiendo sus publicaciones y nadie te garantiza el tratamiento correcto de tus datos.

No soy un spammer y quiero, desinteresadamente, compartir una información que tengo con mis colegas ¿Qué puedo hacer?

Vamos a pensar que la persona del ejemplo no lo hace de mala fé, ni para armarse de una base de datos facilita.  Si quieres compartir una información desinteresadamente, puedes hacer algo muy sencillo. Utiliza un servicio de almacenamiento en la nube, por ejemplo Dropbox, Drive o OneDrive. Sube tu archivo allí, obtén el enlace para compartir y listo.  Colocas una publicación en tus redes sociales con el archivo y lo compartes libremente. Así es seguro para todos.

Estuve leyendo sobre marketing digital y dicen que regalando eBooks uno se puede armar una base de datos

Sí, es así. De hecho, yo misma lo he hecho, mira este ejemplo.  Te cuento, hay una manera de hacerlo bien, aquí te explico sencillito cómo hacerlo respetando a tus suscriptores y construyendo una base de datos de calidad.

  1. Tener una página web o blog donde toques temas relacionados con el eBook que vas a regalar
  2. Escribir un post y explicarle a las personas que para descargar el regalo tendrán que dejarte su email y, que al hacerlo, te autorizan para enviarles correos con ofertas y actualizaciones.
  3. Usar un servicio como MailChimp, Benchmark o MailRelay para distruibir esos correos y que de manera automatizada las personas puedan descargar el material. Estos servicios le permiten a la persona darse de baja de tu lista en cualquier momento y no los podrás volver a agregar manualmente.
  4. Nuevamente un servicio de almacenamiento en la nube, gratuito o de pago, donde puedas colocar el material digital.

¡Hagamos un grupo de Whatsapp!

Pertenezco a dos grupos de Whatsapp de profesionales.  Uno de mis colegas Lcdos. en Relaciones Industriales de Aragua, con administración oficial por parte de nuestro Colegio Profesional y nuestra dedicada colega, amiga y casi mamá gallina de todos la Lcda. Nancy Martínez, y el otro es un grupo de estudio de las NIIF para las PYMES, coordinado por nuestra amiga y colaboradora de Nayma Consultores, la Lcda. Norelis Ravelo.  Es una experiencia bien enriquecedora estar en estos grupos, compartimos información actualizada, resolvemos dudas, anunciamos ofertas de empleo, hablamos de buenas y malas prácticas en nuestra área. ¿Quién no querría estar en un grupo así? Lamentablemente esta también puede ser una trampa cazabobos en las redes sociales, miren el ejemplo de abajo.

 

¿Por qué es una trampa cazabobos?

Expones tu teléfono en Internet.  Esa persona solo está armando una base de datos. Entonces te expones a ser objeto de telemercadeo, tu teléfono va a terminar inundado de mensajes de texto o llamadas de cualquier empresa u organización interesada en vender sus productos, servicios o propaganda que te va a llegar directo a tu oído via llamada telefónica o en mensajes de texto.  Hasta ahora desconozco la manera de darse de baja de estas campañas de telemercadeo.

El telemercadeo, la verdad, debe ser la menor de tus preocupaciones.  Desconoces el destino de esa base de datos, a quién se la podrán vender.  Al exponer tu teléfono en un comentario en  en LinkedIn esa persona, quienes comenten y los contactos de quienes comenten esa publicación podrán conocer muchos datos interesantes sobre tí: Profesión, Ubicación, Perfil Profesional, Intereses, Historial Laboral. ¿Te sigue pareciendo buena idea dejar tu teléfono a la vista para un grupo de whatsapp profesional?

Una recomendación para tu seguridad: no coloques tu email, ni tu teléfono de contacto visibles en Internet. Fíjate, para contactarnos directamente en Nayma Consultores hemos dispuesto formularios en distintas áreas de la página, así protegemos nuestra dirección de correo electrónico y también la tuya.

Deseo armar un grupo de Whatsapp legítimo entre mis contactos de LinkedIn ¿Qué puedo hacer?

Vamos a pensar que la persona del ejemplo no lo hace de mala fé, ni para armarse de una base de datos para telemercadeo o propósitos más oscuros, que realmente quiere hacer un grupo de whatsapp legítimo.  Si ese es tu caso, te muestro varias opciones:

  1. Comienza con tus contactos en LinkedIn.  Aunque muchos contactos han colocado sus números de teléfono en LinkedIn, eso no significa que quieran estar en tu grupo de whatsapp o que deseen recibir tu llamada por cualquier cosa. Lo primero que debes hacer es escribirles un email desde la misma plataforma hablando de tu grupo de whatsapp, cuál es el propósito y perfil de los profesionales que lo integrarán, señala además el ámbito geográfico que abarcará, temas y por supuesto, las normas del grupo. Coloca en ese mensaje tu número de teléfono, para que puedan agregarte a su agenda y establecer contacto contigo vía whastapp.
  2. Quiero abarcar más allá de mis contactos. Supongamos que tienes pocos contactos o que después del inMail que les enviaste poca gente se animó y tu quieres un grupo de whatsapp grande.  Está bien, es legítimo.  Para eso te recomiendo que utilices un formulario, la aplicación Drive de Google te da la opción de hacerlo.  Igual puedes colocar toda la información que pusiste en el inMail que enviaste y solicitar la información necesaria para pertenecer al grupo. Drive te genera un enlace y lo puedes compartir en LinkedIn de manera segura para tí y para tus contactos.

 

Me parece que LinkedIn es una red muy valiosa de contactos profesionales y que usarla de esta manera de alguna manera mina el potencial de uso de la herramienta. Así que a estar pilas en las redes sociales. Te pregunto ¿has caído en alguna de estas trampas cazabobos? ¿Has visto otras y quisieras compartirlas conmigo?

 

07/09/2015 Actualización

Los piratas informáticos en las redes, detrás de tus datos personales, se toman muy en serio su trabajo y no gustan que descubramos sus trampas.  Este artículo publicado originalmente aquí fue difundido en LinkedIn y luego de su relativo éxito (es el post que tenemos con más comentarios y visitas en esa red social) sufrimos el domingo un ataque informático del que recién nos hemos recuperado gracias al trabajo de nuestro proveedor de servicios web.

Lo mejor que puedes hacer es reportar como Spam a quienes veas replicando esta clase de prácticas que parecen “inocentes” pero no tienen nada de santas.

09/09/2015 Actualización

Para quienes deseen profundizar en el tema del manejo seguro de nuestros datos, les recomiendo el post “Recordando el Anonimato en la Red” de Alfonso López, un internauta de la vieja escuela que comparte con nosotros EXCELENTES recomendaciones sobre seguridad.


Acerca de Nayma Consultores

Este espacio ha sido creado por Nancy Aguirre, Lic. en Relaciones Industriales, Contador Público y apasionada en el estudio y desarrollo del potencial humano; junto a su hija y colega Mariela Llovera, Lic. en Relaciones Industriales, Abogado, fascinada por el uso de las redes sociales y entusiasta del E-learning.


Deja un comentario

16 ideas sobre “Las trampas cazabobos en LinkedIn

  • Johar Flores

    muy interesante, acerca de las trampas en la Red Linkedin. de hecho caí en la trampa y estoy publicada con mi foto en la del Manual, clásico ejemplo. que me ha pasado en dos oportunidades que no me ha llegado el manual.
    lo tomaré en cuenta.

    Gracias

    • Nayma Consultores Autor

      Hola Johar,
      Gracias por leer y comentar. Borré los apellidos y correos electrónicos pero dejé las fotos para mostrar que son capturas de pantalla reales. Mucho lamento que hayas caído en la trampa ¡y dos veces! Efectivamente, esas personas usan de anzuelo el eBook que prometen para hacerse con una base de datos. Mi recomendación: solo deja tu email en formularios de sitios webs en los que confíes, y no los dejes en comentarios abiertos en Internet pues eso te expone a terminar en listas de correo basura que después hacen inmanejable tu buzón de correo. Saludos y un abrazo.

  • Carla

    Hola, gracias por compartir este contenido. Soy de Lima, Perú y he leído innumerables publicaciones de este tipo en LinkedIn, con contactos de mi país y también de fuera. Es bastante lógico darse cuenta que toda publicación de este tipo, que no brinda mayor detalle ni profundidad en la información y, sin embargo, solicita datos personales como teléfonos o correos electrónicos como condición, son un fraude. Aún así, tienen muchísimo rebote y respuesta. ¿Por qué?
    Creo que explicaciones como la aquí esbozada valen la pena de ser compartidas para que, ya sea por ingenuidad o mera esperanza, el usuario de la red tenga claro que el verdadero objetivo debe ser el intercambio profesional, y no dar cabida a estas “trampas” sigan desarrollándose tan libremente.
    Si me permiten, me gustaría compartir esta publicación públicamente con los contactos de mi red para generar conocimiento.

    ¡Saludos desde Lima!

    • Nayma Consultores Autor

      Hola Carla,

      Muchas gracias por escribirnos tu comentario. Nos alegra saber que has encontrado acá una posible explicación al por qué la gente cae en estas trampas. La idea de nuestra página, a parte de ofrecer nuestros servicios de consultoría, también es difundir información de utilidad con nuestros lectores, siéntete libre de compartir la publicación en tu red de contactos.

      Por cierto, este mes estamos en Lima 🙂 ¡Saludos!

    • Nayma Consultores Autor

      Estimado Alejandro,

      Gracias por leernos y comentar y también gracias por visitar el perfil de la autora Mariela Llovera. En efecto hemos visto que has caído en alguna de estas malas prácticas, justo por eso hemos escrito este post. Como verás a parte de señalar los riesgos de estas trampas, también hemos presumido la buena fé -somos abogados y partimos de eso- y hemos colocado opciones para mejorar tanto el compartir de información, como la creación de base de datos y de grupos de whatsapp. La gente inteligente lee bien 😉

    • Nayma Consultores Autor

      Hola Rafael,

      Alguno de los lectores del post y yo misma hemos compartido el enlace en las publicaciones trampa, sin embargo te podrás dar cuenta que las personas siguen cayendo mansitas. Tal vez enviarlo directamente a nuestros contactos que veamos caer puede ser buena idea para ayudar a tener consciencia de seguridad de nuestros datos en la red. Gracias por leer y compartir ¡saludos!

    • Nayma Consultores Autor

      Hola Alfonso, me llegó la referencia y ví tu post. ¡Excelente! Muchas gracias por referenciarnos, voy a compartir aquí un enlace a tu blog para quien desee profundizar en el tema de la seguridad en internet pueda leerte. En efecto un CV online NO debe tener tu dirección exacta, pero ojo que al reclutador REAL, si que le va a interesar tu dirección (provincia, ciudad y sector de la ciudad), pues dependiendo de la industria y régimen de trabajo vamos a preferir personas que vivan en zonas cercanas a la empresa 🙂

      • Alfonso

        Gracias por enlazar al artículo. Y si efectivamente es necesario para la empresa contratante una referencia con la localización pero con añadir el código postal de la zona en donde se vive debería ser más que suficiente para un primer contacto…de hecho creo que para eso están las entrevistas personales donde sin duda se puede ampliar todos los detalles.

        Lo dicho gracias por el link. ^_^

        • Nayma Consultores Autor

          Alfonso, eso depende del país. En Venezuela el CP abarca la ciudad completa y en muchos casos eso no nos orienta como reclutadores, pero en la aplicación formal es donde deben colocarse esos detalles y NO en un documento que está disponible en Internet.