Tributos y Realeza: Meghan Markle, el Príncipe Harry y el IRS 4


A partir del anuncio del compromiso del Príncipe Enrique de Gales con la actriz norteamericana Meghan Markle, mucho se ha hablado de la Boda Real. La familia Markle le agregó bastante drama al asunto hasta último momento, sin embargo, pasando por debajo de la mesa hay un aspecto de tributación internacional bastante interesante. Hoy en Nayma Consultores hablaremos de los aspectos tributarios detrás de la Boda Real y el alcance del IRS en el caso de los ciudadanos y residentes de los Estados Unidos de América.

Desde que el Rey Eduardo VIII abdicó para casarse con la norteamericana Wallis Simpson la Casa Real Británica no se veía involucrada familiarmente con ciudadanos norteamericanos, entonces llegó Meghan Markle, que si bien a partir del 19 de Mayo de 2018 pasará a formar parte de la Familia Real, esto no la convierte en una ciudadana exenta de cumplir con las obligaciones tributarias tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos de América.

 

 

Implicaciones tributarias de casarse con un ciudadano o residente norteamericano

Seas o no de la realeza, si vas a casarte con una persona norteamericana, este artículo te interesa.  A los efectos del IRS, un ciudadano norteamericano o un ciudadano de otro país que posee una visa de residencia vigente (Green Card), se consideran “personas norteamericanas” y por tanto sujetos a su régimen tributario.

La mayoría de las Administraciones Tributarias basan sus pretensiones impositivas en el principio de la territorialidad. Es decir, gravan la renta que se genera en sus territorios. El IRS funciona distinto, pues gravan la renta generada por personas norteamericanas en cualquier parte del mundo.  Cuando nos referimos a personas, estamos hablando de personas naturales, el tratamiento de las empresas es diferente.

En el caso de Meghan Markle, Duquesa de Sussex luego de su boda con Su Alteza Real el Príncipe Enrique de Gales, este matrimonio no significa que inmediatamente obtendrá la ciudadanía británica o que dejará de ser norteamericana. Como cualquier extranjero casado con un británico, Markle deberá residir durante 5 años en en Reino Unido antes de obtener la posibilidad de solicitar la ciudadanía británica y, aún así, seguirá siendo ciudadana norteamericana por nacimiento y deberá cumplir con sus obligaciones tributarias ante el IRS.

 

 

¿Cuáles obligaciones tiene ante el IRS una persona norteamericana residente en el extranjero?

Seas princesa o no, si eres una persona norteamericana residente fuera del territorio de los Estados Unidos, deberás continuar cumpliendo con tus obligaciones tributarias frente al IRS. La única manera de dejar de estar obligados frente al IRS es renunciando a la nacionalidad norteamericana y, te adelantamos, tiene un impuesto de salida.

Obligación de revelar y reportar activos y tributos

Este es una de las obligaciones primordiales. La persona norteamericana debe reportar absolutamente todas las ganancias y activos que tenga en el exterior. Aunque los ingresos sean generados íntegramente fuera de Estados Unidos y se hayan pagado los impuestos, el contribuyente a efectos del IRS debe llenar sus declaraciones de impuestos estadounidenses y llenar unas planillas llamadas FBARs, o Formas para Reportar Cuentas de Banco Extranjeras.

La obligación de reportar en la actualidad al IRS emana del FATCA una ley de 2010 que regula la tributación de las personas de los Estados Unidos que poseen cuentas en el extranjero. Si estás interesado en el mundo de los criptoactivos el término FATCA puede resultarte muy familiar y es porque en base a esta legislación muchas casas de cambio de criptomonedas están pidiendo información a sus usuarios norteamericanos o no. El FATCA obliga a los bancos e instituciones financieras de todo el mundo a revelar detalles de las cuentas bancarias de las personas norteamericanas a riesgo de sufrir grandes penas por no hacerlo.

Como bien sabemos, la ignorancia de la ley no excusa su cumplimiento, en el caso de la fiscalidad norteamericana si una persona sabe que debía reportar correctamente sus activos y ganancias al IRS y comete un error, la administración tributaria puede alegar que ese error se cometió voluntariamente, es decir, con intención de defraudar.

Una de las cosas más interesantes que supimos mientras investigábamos para hacer esta artículo es el concepto de “ceguera voluntaria” que utilizan los fiscales de hacienda norteamericanos. En esencia, la “ceguera voluntaria” implica que el contribuyente conscientemente hace el esfuerzo de evitar aprender acerca de las normas tributarias o los reportes FBAR.  La voluntariedad significa que el contribuyente comete con plena conciencia una violación de las normas, en el caso de los tributos norteamericanos existen consecuencias civiles y penales. En resumen, la incapacidad de aprender cómo cumplir con las obligaciones tributarias, combinada con los esfuerzos en ocultar información, puede configurar una acción voluntaria o dolosa en el caso norteamericano.

 

Tributos, palacios y las joyas de la corona.

Entre la información que Megan Markle debe revelar al IRS están los regalos y préstamos que reciba. Por ejemplo, si recibe de regalo joyas deberá declararlo, lo mismo que si luce en calidad de préstamo alguna pieza de la colección de joyas real, como hizo el día de su boda al lucir la tiara de filigrana de la Reina María de Teck, una joya que no se veía en público desde 1953.

Meghan, Duquesa de Sussex, luciendo la tiara de la Reina Mary

Meghan, Duquesa de Sussex, luciendo la tiara de la Reina Mary

Veamos 5 cosas que deberá revelar Megan Markle al IRS

Ganancias: En la actualidad los negocios de Meghan Markle tienen un valor de 5 millones de dólares. Cualquier ingreso que obtenga por patrocinios o su trabajo como actriz, deberá ser declarado

Pensión real: Si la futura duquesa Meghan Markle recibe más de cien mil dólares de parte del Príncipe Enrique o de la familia real como pensión real, entonces deberá declararlo al IRS. El Príncipe Enrique y los Duques de Cambridge reciben una pensión de 4.88 millones de dólares al año para sus gastos de representación.

Propiedades: Nuestra princesa norteamericana deberá declarar todas sus propiedades para evitar cualquier “ceguera voluntaria” ¡Incluso el lugar donde vive puede ser gravado! Definitivamente se trata de un caso único el intentar determinar el valor razonable del canon de arrendamiento de Palacio de Kensington donde vivirá la pareja. A efectos del IRS que ella viva en ese lugar sin pagar arriendo constituye un enriquecimiento y sobre eso deberá tributar.

Palacio de Kensignton

 

Activos conjuntos: Si el Príncipe Enrique y Meghan Markle tienen activos en conjunto tales como cuentas bancarias o fideicomisos, entonces Markle deberá declararlos. Recuerda que con el matrimonio se produce la confusión de patrimonios de los cónyuges, y los príncipes no están exentos de esto. Sólo si existiera un acuerdo pre nupcial podría evitarse esta declaración de activos.

Regalos: tanto los recibidos como los que compre para cualquiera de sus familiares políticos como el Príncipe Carlos de Gales, la Duquesa Camila o la Reina Isabel, estarán gravados si superan un valor de 188 dólares.

Evidentemente los tributos de la pareja real estarán en manos de los mejores profesionales y en esta oficina nos divertimos y aprendimos muchísimo mientras preparábamos este artículo para ustedes.

 

Este sábado 19 de Mayo de 2018 estuvimos, como millones de personas en el mundo viendo la Boda Real, admirando el vestido, conmovidas con la música, disfrutando de la elegancia del momento y presenciando un momento histórico en el que un príncipe de Inglaterra se casa con una ciudadana norteamericana con raíces afroamericanas. Por supuesto les deseamos la mayor felicidad y decimos que vivan los Duques y ¡Dios salve a la Reina!

 

Para elaborar este artículo leímos:

Business Insider ¡clic aquí!

Accountancy Dialy ¡clic aquí!

International Business Times ¡clic aquí!

The European Financial Review ¡clic aquí! [ pdf ]

Express ¡clic aquí!

The Local ¡clic aquí!

Sobre la autora

Mariela LloveraMariela Llovera es Abogado y Lcda. en Relaciones Industriales. Consultora en Gestión del Talento y Capacitación. Formada en Coaching y Docencia Universitaria en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Posee estudios avanzados de Mercadeo de Contenidos para Profesionales en Northwestern University y diplomado en Diseño de Tecnología Educativa en el Massachusetts Institute of Technology. Estudiosa del tema tributario y del derecho empresarial. Fundadora de Nayma Consultores.

 

¡Suscríbete a Nayma Consultores! Y así recibirás información actualizada en tu buzón de correo electrónico, invitaciones a eventos y seminarios, promociones y precios especiales en nuestras actividades presenciales y en línea.

 

 


Acerca de Nayma Consultores

Este espacio ha sido creado por Nancy Aguirre, Lic. en Relaciones Industriales, Contador Público y apasionada en el estudio y desarrollo del potencial humano; junto a su hija y colega Mariela Llovera, Lic. en Relaciones Industriales, Abogado, fascinada por el uso de las redes sociales y entusiasta del E-learning.

Deja un comentario

4 ideas sobre “Tributos y Realeza: Meghan Markle, el Príncipe Harry y el IRS